Tortillas de germinados, deliciosas.

¡Una receta deliciosa, fácil y saludable!

Comer saludablemente evita  muchísimas enfermedades, ¿por qué?  Porque lo que más veces hacemos en el día y en la vida es alimentarnos, de esto dependerá hasta nuestro estado de ánimo, según un informe de la OMS (organización mundial de la salud) indica que enfermedades tales como: la hipertensión, diabetes, obesidad, colesterol alto, triglicéridos, cancer entre muchas otras son consecuencia de una mala alimentación, de la ingesta excesiva de sal, harinas blancas, carne, azúcar,  alcohol, drogas y  el insuficiente consumo de frutas, verduras y ejercicio físico.

Ahora haremos un recuento breve de lo que producen estos alimentos:

  1. La sal: la que se consume comúnmente es un compuesto químico llamado cloruro sódico; nutricionalmente la sal nos brinda un micronutriente llamado sodio. ¿Qué funciones cumple? “la principal función que cumple en nuestro organismo es la de actuar como regulador entre los niveles de líquido extracelular (lugar donde se encuentra este elemento)y el líquido intracelular (lugar donde se encuentra el potasio). Además, su presencia regula la presión osmótica entre el líquido extracelular y el interior de las células”.  Entre sus beneficios se tiene: Favorece a la no retención de líquidos, ayuda a la flexibilidad de las articulaciones, ayuda a la asimilación correcta del calcio; entre otros.   El problema resulta cuando se consume SAL REFINADA: puesto que de ahí, el riñón debe hacer un doble trabajo, pues no se puede depurar adecuadamente todo lo que no debe ir a la sangre. Entonces se deriva de ello, los cálculos renales, la hipertensión, problemas en el corazón, en el cerebro y otros. Por eso se recomienda buscar sal marina, pero debe ser garantizada, pues a la sal refinada le hacen otro procedimiento, añadiendo flúor y yodo y ésta ya no proporciona los beneficios explicados anteriormente; sino que por el contrario hace muchísimo daño.
  2. Azúcar: el azúcar refinada es considerada una droga, por lo que produce en el cerebro, se ha comparado que actúa como el alcohol, cigarrillos, o la cocaína, “secuestrando las vías de gratificación y provocando dependencia”. lo que produce básicamente es una cierta ansiedad que nunca sacia, sino que dan más y más ganas de comer. Hay estudios que demuestran que las células cancerígenas necesitan del azúcar para proliferarse, además de provocar obesidad, diabetes, y enfermedades cardíacas.                Por el contrario, la miel es un alimento bastante nutricional, pues viaja directamente a través de nuestra sangre, limpiándola y brindándola de muchísimos nutrientes, antioxidantes, proteínas, y muchísimos otros.   En una prueba controlada realizada sobre 48 diabéticos, a aquellos a los cuales se les introdujo miel en la dieta durante ocho semanas lograron bajar su peso, triglicéridos y colesterol total. Hay que tener en cuenta que se debe saber que la miel sea 100% pura pues sino dicho beneficios no se obtendrán.

Recomendamos cambiar el azúcar blanca por alimentos nutricionales como son: La miel, panela, stevia, agave.

  1. Carnes: nuestro cuerpo no está diseñado para consumir carnes, puesto que se digieren en promedio de 7 a 10 días, a diferencia de las frutas y verduras máximo 24 horas, además de acelerar el envejecimiento, producir problemas en el estómago, cancer, osteoporosis, acidificar el Ph sanguíneo. Además que contiene antibiótico y hormonas, puesto que en donde tienen a las vaquitas, para hacer que ellas crezcan más rápido, y por la sobreproducción de las mismas, se deben poner antibióticos para la no proliferación de enfermedades, o si ya las tienen detener dicho virus. Por ende se recomienda cambiar este tipo de nutrición por legumbres, frutas y verduras, hacerlo de una forma consciente, dejando de lado las grasas, los alimentos transgénicos, procesados, y volver de nuevo a cultivar, a re-conectarse con nuestra madre suprema, que es la madre gea o madre tierra, la cual nos proporciona vida en cada comida y a ella debemos volver y con nuestras acciones a devolverle todo el bien que nos ha hecho.

Nuestro estado de ánimo y la alimentación:

Nuestro estómago se conoce como “el segundo cerebro” y se relacionan proporcionalmente el uno del otro, si se consume muerte, es decir “carne” o alimentos procesados que ya han cambiado su naturaleza, ¿es algo similar? Por supuesto… la mayoría de veces que se ingiere carnes, alimentos procesados, y otros alimentos no convenientes para la salud hace que nuestra energía descienda, quedando en un estado muy bajito de energía, que lo único que provoca es dormir… ¿por qué? Porque el estómago consume el 85% de nuestra energía para digerir los alimentos, y esto mezclado con una mala digestión hará que poco a poco la salud emocional vaya decayendo; por ejemplo a las personas con ansiedad, depresión y demás enfermedades anímicas, no se recomienda llevar una vida alimenticia derivada del consumo de carnes, sino alimentarse de verduras y legumbres germinadas, frutas que proporcionen que su estado anímico suba y aumente; pues todos estos son símbolos de vida y energía vital.

Ahora bien… ¿Qué son los germinados?

Son alimentos vivos, han llevado un proceso de algunos días (dependiendo el alimento) con una cierta cantidad de agua, este proceso hace que vuelva a “nacer” es decir que salga de nuevo la raíz.

Su valor nutricional se mantiene hasta la hora de consumirse, pero ¿Qué tanto proporciona?. Aminoácidos esenciales, vitaminas: C, E, K, B, Beta carotenos, clorofila, calcio, potasio, hierro, oligoelementos, enzimas, beneficios digestivos, nutritivos y de bajas caloría.

Y esto beneficia en:

  • ‍Mejoran la flora intestinal, la digestión.
  • Son reconstituyentes, remineralizantes y desintoxicantes.
  • Estimulan el metabolismo y los jugos pancreáticos.
  • Fortalecen las defensas y aportan calorías y proteínas.

¡¡Ahora sí!! Los invitamos a hacer unas deliciosas: Tortillas de Germinados:

Para esta receta necesitarán:

  1. Lentejas germinadas
  2. Media cebolla de huevo
  3. Medio pimentón
  4. Seis dientes de ajo
  5. Tomillo al gusto
  6. Dos huevos
  7. Aceite de ajonjolí prensado al frío
  8. Sal al gusto

Como ven es muuuuy fácil, así que manos a la obra 

Compartan el vídeo para que todos los que aún no deciden llevar una dieta vegetariana se animen y vean que sí se puede comer rico y saludablemente.

Share This Post On

2 Comments

  1. ¡Venerables! Gratisimas por tan rica receta de germinados.Aprendi también sobre la polaridad del huevo. Que bien dare mas cuidados sobre mi alisertacion vegetariada. ¡Buen dia Solar!.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.